Salsa

La salsa es, quizás, uno de los bailes latinos más populares del mundo. Y no es para menos. Su ritmo y sus sensuales movimientos han atraído la atención de millones de personas tanto de aficionados como de profesionales.

Aprender a bailar un estilo como la salsa puede reportarnos una gran cantidad de beneficios. Y es que además de todos los beneficios que genera al ser un ejercicio físico, también nos ayuda a tener una mayor coordinación en nuestros movimientos y una mayor confianza en nosotros mismos.

Pero antes de adentrarnos más en los diferentes estilos y movimientos de salsa qué podemos aprender, es necesario tener algunas nociones básicas de cuál fue el origen de este baile latino.

¿De dónde viene un baile tan sensual y lleno de movimiento y ritmo como la salsa?

Sí tenemos que definir cuando comenzó a popularizarse un baile como la salsa, tenemos que hablar de la década de los 70. Fue en esa época cuándo los inmigrantes caribeños y sobre todo cubanos popularizaron este baile en la ciudad de Nueva york.

La salsa nació como una mezcla de diferentes ritmos latinos, caribeños y africanos. Su principal influencia está en Cuba de dónde eres ese ritmo tan característico. Sin embargo, cabe destacar también que la salsa tiene diferentes influencias de otros ritmos como el mambo, la rumba, el chachachá o el merengue.

Por ello, se podría decir que la salsa tal y como la conocemos hoy en día es una fusión entre los ritmos africanos, caribeños e incluso europeos. Y es que estos ritmos reflejan las diferentes influencias de su origen.

Los diferentes estilos de la salsa

Debido a la mezcla de estilos que da origen a este baile latino, no es de extrañar que existan diversos estilos de salsa. Uno de ellos es el estilo New york, creado en esta ciudad estadounidense en la década de los 70. Los puertorriqueños fueron sus grandes impulsores y tiene grandes influencias de otros estilos como el mambo. Se caracteriza por unos movimientos más lineales que en otros estilos.

Al contrario que este, el estilo Los Ángeles está caracterizado por tener un mayor énfasis sobre el primer tiempo. Aquí es el líder de la pareja el que lleva todo el peso del baile.

Por su parte, el estilo cubano, el más popular en la mayor parte de países de América Latina y Europa, se caracteriza por los movimientos circulares dejando atrás los movimientos lineales del estilo nueva york. Es un estilo mucho más sensual y ritmico.

Otro de los estilos más populares es el estilo puerto rico, caracterizado por una menor velocidad de los movimientos y por la presencia de mayores acrobacias y vueltas más elaboradas. Por último, cabe destacar el estilo Cali, caracterizado por bailar en línea diagonal y por el hecho de que en este estilo los bailarines no cambian el peso de su cuerpo como si ocurre en los anteriores.

Cada uno de estos estilos es diferente al anterior pero también tienen algunas características comunes. Y entre ellas se encuentran los beneficios qué aporta bailar este tipo de ritmos. ¿Quieres conocer más? Continúa leyendo

¿Qué beneficios puede aportarte cuando bailas salsa?

Asistir a una academia de baile para aprender un ritmo como la salsa nos puede generar grandes beneficios. El primero de ellos tiene que ver con nuestra salud física. Y es que al tratarse de un ejercicio físico, nos reportará mayor vitalidad y energía.

Además, te ayudará a incrementar tu resistencia, mejorar la flexibilidad de tu cuerpo gracias a los diferentes movimientos y acrobacias en algunos de los estilos e incluso a bajar de peso y mantener tu cuerpo tonificado.

Pero eso no es todo y es que aprender a bailar salsa en una academia, también tendrás beneficios en lo referente a tu salud emocional. Y es que gracias a las diferentes técnicas de aprendizaje y de baile, mejorará tu autoestima y tu autoconfianza. Está comprobado que bailar salsa además de otros estilos de música similares, ayudan a reducir los niveles de estrés y ansiedad y a luchar incluso contra la depresión.

En el ámbito social, acudir a nuestra academia para aprender salsa te ayudará a conocer a un gran número de personas que pueden convertirse en imprescindibles en tu vida. Y es que no hay mejor terapia social que el baile.

Lo que debes saber antes de iniciarte en el mundo de la salsa

Cuando decidas que es el momento de iniciarse en el mundo de la salsa, hay unas cuestiones básicas que debes conocer previamente. La primera de ellas es que las clases de salsa suelen basarse sobre todo en cuatro elementos básicos. Estos elementos son los pasos básicos, el tiempo, el ritmo y el baile en pareja. Y es que si hay algo por lo que se caracteriza este tipo de baile latino es que debe realizarse en pareja.

Debido a estos elementos, es necesario tener en cuenta que hay que llevar ropa cómoda con la que podemos vernos libremente. Y es que sí vestimos con ropa ajustada que no nos permite libertad de movimiento podremos obstaculizar los bailes y movimientos de nuestra pareja. Asimismo, nuestro sentido debemos tener en cuenta también que el calzado debe tener una suela lisa. Este requisito es esencial para poder hacer los giros con mayor facilidad.

Y sobre todo, aprender a bailar salsa requiere de tiempo y de mucha paciencia. Las clases son dinámicas y amena y están basadas en el aprendizaje del baile sin dejar de lado la diversión que ello conlleva.

Y tú, ¿te atreves a divertirte con nosotros?

VER TODAS LAS NOTICIAS